martes, 26 de junio de 2012

Gratitud - Oliverio Girondo

Gracias aroma 
azul, 
fogata 
encelo. 
Gracias pelo 
caballo 
mandarino. 
Gracias pudor 
turquesa 
embrujo 
vela, 
llamarada 
quietud 
azar 
delirio. 
Gracias a los racimos 
a la tarde, 
a la sed 
al fervor 
a las arrugas, 
al silencio 
a los senos 
a la noche, 
a la danza 
a la lumbre 
a la espesura. 
Muchas gracias al humo 
a los microbios, 
al despertar 
al cuerno 
a la belleza, 
a la esponja 
a la duda 
a la semilla 
a la sangre 
a los toros 
a la siesta. 
Gracias por la ebriedad, 
por la vagancia, 
por el aire 
la piel 
las alamedas, 
por el absurdo de hoy 
y de mañana, 
desazón 
avidez 
calma 
alegría, 
nostalgia 
desamor 
ceniza 
llanto. 
Gracias a lo que nace, 
a lo que muere, 
a las uñas 
las alas 
las hormigas, 
los reflejos 
el viento 
la rompiente, 
el olvido 
los granos 
la locura. 
Muchas gracias gusano. 
Gracias huevo. 
Gracias fango, 
sonido. 
Gracias piedra. 
Muchas gracias por todo. 
Muchas gracias. 
Oliverio Girondo, 
agradecido.

4 comentarios:

  1. Me gusta mucho este poema.
    No conocía a Oliverio Girondo. ¿Es argentino?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana!!! Qué bueno que te haya gustado. Sí, es un poeta argentino que nació a fines del siglo XIX. Denosatado por muchos porque nació en el seno de una familia adinerada, como si tener dinero no te permitiera escribir bello. En este país se mezclan mucho -aún hoy- estas cuestiones. En fin, más bien de corte surrealista, amigo de "tu" García Lorca, a mí me encantan sus poemas: por la originalidad, lo cotidiano de sus temas y en sus obras finales ha hecho un uso del lenguaje y las palabras que expresan todo su ingenio creador. Simplemente, me encanta!! Abrazo Girondés!!!

      Eliminar
  2. Gracias por permitirme tener estos descubrimientos. Un abrazo.

    ResponderEliminar